Mié. Jun 16th, 2021

La presión de las autonomías consigue que Educación se replantee el nuevo sistema de ayudas académicas

EL PAÍS.-  Madrid 19 JUN 2013 – 16:55 CETIgnacio Wert, va a reconsiderar el núcleo central del nuevo reglamento de becas. Lo ha decidido tras las quejas del Consejo Escolar del Estado y de los propios consejeros populares que le han dado mayoritariamente la espalda, eso sí disfrazándolo con cantos a la exigencia de excelencia a largo plazo, en la reunión que está teniendo lugar en su ministerio. Todos concluyen que en un contexto de alto paro juvenil y abandono escolar no se puede elevar las exigencias académicas en las enseñanzas postobligatorias (que se pretende que alcancen hasta el seis en el acceso al bachillerato, al 5,5 en FP y el 6,5 para matricularse en la Universidad) pues fomentan la desigualdad entre los alumnos. “Queremos volver a la casilla de salida. Que un chico sin dinero con un cinco pueda seguir estudiando, como le ocurre al de una familia adinerada”, ha declarado Mar Moreno, consejera andaluza. “Los escasos apoyos y la fuerte contestación social, el ministro va a revisar los requisitos y se ha comprometido a enviar un nuevo borrador”, ha relatado Moreno. Juan José Mateos, de Castilla y León, no era tan preciso: “No sabemos en qué consiste la flexibilidad de lo que nos ha dicho”.

No han hablado todas las comunidades porque en medio de las intervenciones Wert ha anunciado su predisposición a reconsiderar el decreto. “Era un sentir general. No hace falta que nos repitamos. Somos gente educada”, ha afirmado.
Casi todas las comunidades gobernadas por elPartido Popular han cerrado filas en torno al ministro de Educación, José Ignacio Wert, en la reunión sectorial que se ha celebrado en Madrid con todos los consejeros autonómicos de educación para debatir el Real Decreto sobre becas para el próximo curso. Castilla y León y Extremadura, sin embargo, se han desmarcado de la postura del ministro de su partido y han mostrado su desacuerdo con el sistema propuesto por Wert.

El Consejo Escolar e incluso consejeros de Educación de su partido le han dado la espalda
Juan José Mateos, consejero de Castilla y León, ha anunciado esta mañana en rueda de prensa en Valladolid que su región va a defender que las notas no sean un criterio tan determinante para la concesión de becas, porque podría dejar fuera a alumnos con grandes dificultades económicas. De esta forma la Junta pretende “defender la equidad” aunque se apueste por la excelencia.
Extremadura, por su parte, también se ha mostrado durante la reunión contraria a la propuesta de Wert. Trinidad Nogales, la consejera de Educación, ha pedido que se «rebajen las exigencias académicas de forma transitoria» para conceder una beca, teniendo en cuenta el alto nivel de paro juvenil y de abandono escolar que sufre su región.
La consejera catalana de Educación, Irene Rigau,ha advertido este miércoles antes de entrar en la reunión de que la aplicación del real decreto por el que el Ministerio fija los requisitos para optar a becas el próximo curso supondría en Cataluña la pérdida del 52 o 53 % de becados, que ahora disfrutan de ayudas al estudio en Bachillerato y FP.
Pese a que Wert afirma que la partida de becas es la única que no ha bajado en el presupuesto del ministerio, las administraciones no ven con buenos ojos la reforma del reglamento de ayudas que encarece los requisitos académicos y convierte en variable parte de ella. Para obtener una beca, aparte de cumplir los requisitos económicos, es necesario tener una nota media de seis en bachillerato y cinco y medio en FP. El 4 de diciembre Rigau plantó al ministro en plena polémica por la inmensión en castellano en Cataluña. Desde entonces la tensión se ha rebajado en la sectorial de Educación por ambas partes.
Además, la consejera Rigau ha considerado que la modificación en las exigencias de los requisitos para conceder las becas supone «un cambio sustantivo», no solo porque disminuye la parte económica de la beca base, sino porque se eliminan complementos de la beca que eran «muy interesantes para según qué tipos de población». «Ahora que hay que ampliar la franja de estudiantes en la postobligatoria, es el momento de ampliar las becas y no poner barreras al acceso a estas ayudas económicas», ha añadido.
Rigau, que ha abandonado la reunión antes de tiempo, ha reclamado a Wert a la salida del encuentro que no cambie las reglas del juego para obtener una beca. «Si queremos que el cien por cien de los jóvenes llegue a FP o Bachillerato no podemos ponerles barreras». Rigau ha asegurado que el ministro de Educación va a «reconsiderar» el reglamento para «poder conciliar renta y rendimiento académico» en un momento en el que todos están «comprometidos con la formación de los jóvenes para luchar contra el paro juvenil».
A la salida de la reunión, Wert ha reconocido que “una parte significativa (de los consejeros) al margen del color político” han mostrado sus discrepancias en una “discusión muy viva, profunda y con puntos de vista dispares. El ministro deja claro que si hay cambios en su decreto seguirá premiándose de alguna manera la “cultura del esfuerzo” que en su opinión se estimula subiendo la nota media mínima exigida.


No han 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad