Mar. Mar 9th, 2021

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este 21 de mayo de 2013 un informe en el que propone establecer un sistema de
control anual a nivel europeo sobre los cambios en las normas nacionales que regulan los medios de comunicación. Además, los diputados piden garantizar la independencia de los periodistas, estudiar el impacto de la crisis sobre las condiciones de trabajo en el sector y revisar la Directiva de Servicios Audiovisuales para preservar la libertad de prensa y el pluralismo.




El informe de la liberal rumana Renate Weber, aprobado por 539 votos a favor, 70 en contra y 78 abstenciones, subraya la «importancia y urgencia de supervisar anualmente la libertad de los medios de comunicación y el pluralismo en todos los Estados miembros, así como de elaborar un informe anual sobre este asunto».

La Comisión Europea, la Agencia de Derechos Fundamentales y  el Centro para la Libertad y el Pluralismo en los Medios de Comunicación del Instituto Universitario Europeo (IUE) deberían ser los encargados de asumir esta responsabilidad de control.

Protección de los periodistas

El Parlamento Europeo exige garantizar la independencia de los periodistas, tanto frente a presiones internas de los editores o propietarios como a presiones externas de los grupos de presión políticos o económicos o de otros grupos de interés. Según el texto aprobado, los códigos de conducta son cruciales para garantizar la independencia de editores y redactores porque impiden que otros agentes influyan en el contenido de las noticias.

Los eurodiputados también piden a la UE y a los Estados miembros que apoyen el periodismo de investigación porque contribuye a controlar la democracia y a revelar irregularidades y delitos. Además, recuerda que, a menudo, los periodistas que se dedican a la investigación sufren amenazas y ataques físicos.

La Eurocámara considera crucial promocionar la ética periodística en la UE. En este sentido, los medios de comunicación deberían desarrollar normas profesionales y códigos éticos que incluyan la obligación de establecer la diferencia entre hechos y opiniones en la información, la necesidad de precisión, imparcialidad y objetividad, el respeto por la privacidad de las personas, la obligación de corregir la desinformación y el derecho de réplica.

Este marco debería prever el establecimiento por parte del sector de los medios de comunicación de una autoridad reguladora que funcione de forma independiente ante injerencias políticas o de otro tipo, que pueda tratar las quejas sobre la prensa basándose en las normas profesionales y los códigos éticos y que tenga autoridad para imponer sanciones adecuadas.

Condiciones de trabajo precarias

El PE pide a la Comisión que insta a la Comisión que lleve a cabo un estudio sobre los efectos de la crisis y el empleo precario en el sector periodístico. En este sentido, señala que cada vez más periodistas se encuentran empleados sin garantías sociales adecuadas, y pide una mejora de las condiciones laborales en el sector.

Igualmente, hace hincapié en que los Estados miembros deben velar por que las condiciones laborales de los periodistas cumplan las disposiciones de la Carta Social Europea y destaca la importancia de que los periodistas dispongan de convenios colectivos.

Revisión de la directiva de Servicios Audiovisuales


Los diputados proponen ampliar el ámbito de aplicación de la Directiva de Servicios Audiovisuales para establecer unos estándares mínimos de protección de los derechos fundamentales a la libertad de expresión e información, la libertad de prensa y al pluralismo informativo.

La nueva directiva debería incluir normas sobre transparencia y titularidad de los medios de comunicación, concentración de medios y conflictos de interés.

Estas normas también deberían regular la provisión de información política a través de todos los medios de comunicación audiovisual, así como asegurar el pluralismo político y la inclusión de diferentes opiniones y puntos de vista en un espacio informativo, » particularmente en épocas de elecciones y referendos», recalca el texto.

Independencia de los órganos de dirección de medios públicos

El informe establece que los cargos directivos de los medios de comunicación públicos, los consejos informativos y sus órganos reguladores deben ser seleccionados bajo los principios de mérito y experiencia, y no en virtud de criterios políticos. El PE ha pedido también que los Estados miembros introduzcan garantías para salvaguardar la independencia de estos órganos contra cualquier influencia política.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad